El docente: de la disfonía a la fatiga por zoom en época de “norma antiestrés”

El docente: de la disfonía a la fatiga por zoom en época de “norma antiestrés”

Dra. Densy Malena Peláez Pacheco

Palabras clave: fatiga por zoom, tecnopatologías, burnout, NOM-035, estrés,

Cancún, México. Ser docente es una de las actividades más nobles y gratificantes, pero también es una actividad demandante; el estar frente a grupo en una modalidad presencial o en un entorno virtual puede generar algunos problemas de salud.

En nuestro país, la salud en el trabajo se fundamenta en el artículo 123 de la Constitución política del Estado y las Normas Oficiales Mexicanas que emite la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) determinan las condiciones mínimas necesarias para la prevención de riesgos laborales.

En los últimos días, algunos anuncios en redes sociales han causado confusión en la población respecto a la promulgación de la NOM-035, llamada “norma antiestrés” o “norma de ambientes tóxicos”. Si bien es conocido que las actividades propias de la pandemia por COVID-19 han incrementado los problemas de salud emocional, se debe dejar claro que esta norma relacionada con la prevención del riesgo psicosocial no derivó de la pandemia; la NOM-35 ya se había publicado el 2018, entró en vigor el 2019, en este 2020 se encuentra en su segunda etapa; definitivamente, no es para que el trabajador obtenga un beneficio económico después de demandar al empleador por el estrés que el trabajo le genera. “Si la organización no cumple con las medidas de seguridad y estabilidad que marca la NOM-035, la STPS multará a la empresa. Este cobro no será una retribución para el trabajador o trabajadores afectados” (Rodríguez, 2020).

En resumen, la NOM-35 tiene el objetivo de establecer las herramientas necesarias para poder cumplir la  identificación, análisis y prevención de los factores de riesgo en el trabajo.  Apoya a los trabajadores para tener un ambiente laboral agradable; vigila el cumplimiento de las acciones en casos graves de acoso, de riesgos psicosociales tales como la sobrecarga de trabajo y el liderazgo negativo, entre otros; además amplía el apoyo de psicología organizacional a las empresas que lo requieran.

Constituye un gran paso para potenciar las capacidades de la organización a través de buenas prácticas, pero también es un gran reto porque según datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) México es el país donde más horas trabaja una persona al año, con un promedio de dos mil 257 horas, por arriba de la media internacional de mil 759; además, si se profundiza su aplicación en los centros educativos, aparecen algunos cuestionamientos derivados de ciertas particularidades como lo son el número de alumnos y las normativas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) entre otros.

Las escuelas además de recibir a supervisores escolares e inspectores de prevención y protección civil y PROFECO, tendrán que recibir a inspectores de la STPS que muy probablemente no tengan capacitación pedagógica. Y si los centros de trabajo fallan, pueden ser multados por incidente, con multas [….] de $21,122 a $422,450. Cualquiera de estas cifras llevaría a la quiebra a muchas escuelas del país. (Reforma, 2019)

Desde la publicación de la NOM-035, se han ofertado diplomados, cursos y similares para capacitar a los responsables de recursos humanos; sin embargo, en el caso de los docentes, más que un curso sobre la norma, ayudaría tener en cuenta algunas recomendaciones para el cuidado de la salud física y mental en conjunto con los líderes de la institución educativa.

Según la UNESCO, en la década pasada, para los docentes, se mencionaban algunos padecimientos frecuentes, tales como la disfonía (pérdida del timbre normal de voz), el lumbago (dolor lumbar) y la flebopatía crónica de los miembros inferiores (várices). Hoy, con la aparición de nuevas modalidades de enseñanza, y con el uso de plataformas digitales, aparecen y se reconocen las tecnopatologías, llamadas también tecnoenfermedades o enfermedades 3.0; éstas son una serie de alteraciones físicas y psicológicas que cada vez se evidencian más, y si bien no se hallan todavía del todo tipificadas, se consideran inevitables por el uso excesivo de dispositivos móviles, computadoras y  tabletas, entre otros.

 “Por mucho que el ratón haya ido mejorando con el paso del tiempo, su forma poco ha variado […] cambia tu ratón tradicional por uno vertical” (De Usera, 2020).

Una posición sostenida y levantada de la muñeca frente al teclado o al mouse puede desarrollar: el síndrome del túnel carpiano quedando comprometida tanto la movilidad como la sensibilidad de la mano; también se puede presentar la nedrinitis palmar, que se caracteriza por la inflamación de las palmas de las manos después del uso reiterado de ciertos dispositivos. En cuanto a la tendinitis de la muñeca, actualmente se ha presentado en varios docentes; sin embargo, cabe resaltar que ésta no es consecuencia directa del uso de nuevas tecnologías, sino que ha ido cambiando de denominación según las costumbres y hábitos sociales; entre otros, ha recibido el nombre de codo de tenista y artrosis de las costureras. Para evitar estas tres afecciones,  es aconsejable tomar un descanso de 15 minutos cada 2-3 horas de trabajo, realizar ejercicios en brazos y muñecas, evitar posturas forzadas del cuerpo y procurar el uso  de  dispositivos del tamaño adecuado y con diseño ergonómico.

“El nivel de ruido de fondo con 17 alumnos realizando un trabajo de grupo es aproximadamente 45-50 dB” (Heart-it, 2020).

La OMS recomienda que el nivel más alto permisible de exposición al ruido en el lugar de trabajo sea de 85 dB durante un máximo de 8 horas al día; sin embargo, en clase en línea, para tener mejor resolución de audio, frecuentemente se utilizan audífonos, con lo que se incrementan las señales de sonido llegando incluso a los 100 dB en un intento de neutralizar las interferencias externas; esta falta de regulación del volumen promueve el llamado: mal de iPod y la pérdida de audición prematura. Todo depende de la intensidad sonora como del tiempo de exposición, por ello se recomienda regular el uso de audífonos.

Si normalmente se parpadea  de 16 a 20 veces por minuto, al usar la computadora se reduce de seis a ocho veces” (Robinson y Hernández, 2010).

Los oftalmólogos han reportado en estos meses mayores cifras de tensión ocular y síndrome visual informático debido a que los usuarios de dispositivos móviles,  fijan la vista de forma prolongada en la pantalla durante periodos ininterrumpidos de tiempo; se produce entonces, enrojecimiento y sequedad en los ojos, visión borrosa e incluso náuseas. Ante esto, lo más recomendable es una revisión médica para comprobar si existen signos de deterioro visual permanente, guardar distancia entre 50 y 60 centímetros de la pantalla y regular su brillo, tener el equipo electrónico a la altura de los ojos, considerar el uso de gafas con protección de rayos UV y seguir ejercicios de yoga ocular.

“La luz azul que emiten los dispositivos móviles alteran la cantidad de melatonina que regula el sueño”

Un trastorno del sueño asociado al uso de dispositivos móviles es el Insomnio tecnológico; cuando el usuario los utiliza minutos antes de dormir, se altera la hormona melatonina, reguladora del sueño y la vigilia; en los adolescentes es común llamarlo “vamping” cuando se desvelan, no precisamente por realizar tareas sino por jugar o ver series. El abuso de estos hábitos, repercute negativamente tanto en la duración del sueño como en su calidad, por lo tanto en su rendimiento físico e intelectual. Se recomienda evitar los dispositivos dos horas antes de ir a dormir, así como prescindir de ellos en el dormitorio durante los períodos de descanso.

“Dentro de los grupos de riesgo, la enseñanza es una profesión que puede llegar a padecer altos niveles de estrés, incluso por encima de otras profesiones” (De Heus y Diekstra, 1999).

Una respuesta al estrés laboral del docente, es el síndrome de burnout descrito como estado de agotamiento físico y emocional que implica una pérdida de interés en el trabajo, actitudes negativas hacia los compañeros y baja autoestima. En este sentido, es importante que las instituciones educativas y los docentes se sensibilicen y tomen las medidas pertinentes para prevenir y manejar el estrés laboral.

Con el paso de los meses, para dar atención a los alumnos y a familiares que no se tienen cerca, se ha incrementado las horas de uso del celular, con ello se han presentado más casos de Nomofobia que describe la angustia causada por no tener acceso a él, se puede sentir una ligera incomodidad pero puede llegar a un ataque de ansiedad o taquicardia. También relacionado con el celular, se presenta el síndrome de vibración fantasma que ocurre cuando las personas sienten que su teléfono suena o vibra y cuando lo revisan, no existe ninguna notificación.

Recientemente se está hablando de la fatiga por zoom, como parte del agotamiento de las videollamadas en cualquiera de sus formas. El docente debe pasar lista, atender el chat, cuidar la cámara, verificar el sonido, etc.; durante la videollamada el cerebro está atento a varias tareas y se invierte más energía para procesar las señales no verbales. Se recomienda que se tomen pequeños descansos, se utilicen fondos simples para evitar la sobreestimulación visual, se realice una breve caminata o cortos ejercicios de yoga, lo que nunca falla: jugar con la mascota.

Por todo lo abordado, la escuela como institución, en esta modernidad ya no es la misma; cada entidad educativa debe plantearse nuevas formas de velar por la salud de los docentes, alumnos y padres de familia: ¿Cuál es el papel de las instituciones educativas frente a las prácticas docentes y su relación con las tecnopatologías como factores inherentes a la calidad educativa?

 

 

Referencias

De Heus, P. y Diekstra, R.(1999): Do the teachers burn out more easily? A comparison of teachers with others social professions on work stress and burnout symptoms. En R. Vandenberghe y M. Huberman (Eds.), Understanding and preventing teacher burnout (pp. 269–291). Cambridge: Cambridge University Press.

De Usera, Juan Diego. (2020). Porqué deberías cambiar tu ratón tradicional a uno vertical. HZone. Recuperado de: https://hardzone.es/tutoriales/montaje/orden-montar-componentes-pc/

Heart it (2020). Las aulas son perjudiciales para la audición y el aprendizaje. Recuperado de:  https://www.hear-it.org/es/las-aulas-son-perjudiciales-para-la-audicion-y-el-aprendizaje

NORMA Oficial Mexicana NOM-035-STPS-2018. (2020). Factores de riesgo psicosocial en el trabajo-Identificación, análisis y prevención. Recuperado de: https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5541828&fecha=23/10/2018

Reforma (2019). Las escuelas y la NOM-035. 1 de noviembre.

Robinson, Samuel y  Hernández Rojas. (2010). Calidad lagrimal y frecuencia de parpadeo en tres momentos, antes de usar el computador, dos horas de uso del computador y después de 4 horas de usar el computador en trabajadoras Colombianas usuarias de computador de la empresa Telexvargas Arias Ltda. Tesis de licenciatura en optometría. La Salle. Colombia. Recuperado de: https://ciencia.lasalle.edu.co/optometria/70

Rodríguez, Eduardo. Punto U. ¿Qué es la NOM-035?. Recuperado de https://puntou.uanl.mx/expertos-uanl/que-es-la-nom-035-ambiente-laboral/#:~:text=La%20Norma%20Oficial%20Mexicana%20035%20(NOM%2D035)%20eval%C3%BAa%20las,panorama%20visto%20a%20nivel%20macro

UNESCO (2005). Condiciones de trabajo y salud docente. Chile: Oficina Regional para América Latina y el Caribe.

Densy Malena Peláez Pacheco

Es miembro del Centro de Internacional de Capacitación Investigación y Posgrado; se desempeña como docente investigadora de Biotecnología en Universidad Anáhuac-Cancún y como docente investigadora en la maestría en desarrollo pedagógico de la Universidad de Oriente-Cancún. Colabora como Asesora Pedagógica en instituciones a nivel básico, medio superior y superior. En México, certificadora en Competencias por el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales; es formadora docente, mentora y conferencista internacional; forma parte de los columnistas en el periódico Novedades. Ha sido nominada a Docente Extraordinario en Movimiento STEAM; sus líneas de investigación son: Biotecnología Industrial y Gestión Educativa.

Follow by Email
YouTube
Instagram